Calcula la edad de tu perro







Calculadora de edad perruna te permitirá controlar la edad de tu perro y también por otro lado conocer cual seria tu edad si fueras perro.
Averiguar la edad de nuestro perro se ha convertido en una curiosidad más que una necesidad. Pero no debemos olvidar que es fundamental este conocimiento para poder atender las necesidades de nuestro perro en cada etapa de su vida.

Muchas personas creen que multiplicando por 7 cada año del perro se puede calcular aproximadamente su edad en años humanos. Esto no es correcto, ya que su desarrollo fisiológico no sigue la misma proporción que la nuestra. Teniendo un cálculo exacto debemos atender a su tamaño ya que no todas las razas viven lo mismo. Las más grandes pueden llegar a vivir una media de 12 años, considerándolos ya de la tercera edad cuando alcanzan los 8 ó 9 años, frente a los 16 que puede vivir una raza pequeña. Esto depende de la calidad de vida que tenga el perro, una buena alimentación, la higiene, prevención de enfermedades y visitas al veterinario.

Una gran diversidad de tamaños, por otra parte, genera una gran diversidad de expectativas de vida,por lo que científicos estadounidenses han elaborado cálculos para determinar la edad de los perros a partir de su tamaño.

La longevidad de los perros varía de una raza a otra, pero en general las razas más pequeñas viven más tiempo que las más grandes. Los perros más pequeños a menudo viven hasta la edad de quince o dieciséis años, mientras que los perros más grandes pueden tener una esperanza de vida de sólo la mitad. En medio se encuentran todas las razas intermedias. El perro más viejo del que se tiene constancia, un Boyero australiano llamado Bluey, murió en el año 1939 a la edad de veintinueve años. La esterilización del animal puede prolongar o acortar su vida, reduciendo el riesgo de contraer enfermedades como piometría en las hembras o cáncer testicular en los machos. También reduce el riesgo de accidentes y heridas, pues los perros no esterilizados se pelean y se escapan más. Por otro lado, la castración de los machos favorece la aparición de cáncer de próstata, una enfermedad que puede acortar drásticamente la vida del animal.